Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. Puedes obtener más información en ver política de cookies ACEPTAR RECHAZAR

Noticias » ¿Qué transmite tu uniforme?

06 de Marzo de 2020 - 11:05 0 55

¿Qué transmite tu uniforme?

Vivimos en un mundo cada vez más visual. El incremento en el uso de las redes sociales tanto de los más jóvenes como de los adultos ha hecho que debamos ser conscientes del arma de doble filo que esto supone para un centro escolar. Millones de fotos son colgadas cada día no sólo por los centros educativos, sino por alumnos, padres de alumnos, familias, etc… En ellas, vemos niños vestidos de diferentes maneras. Ropa de calle, uniforme escolar, uniforme de calle, bañador…

 

Cuando veo un niño con uniforme en redes, por la calle o en el parque, yo, como experta en el tema, tengo la visión del profesional y mi mente clasifica automáticamente:

  • No lleva uniforme, probablemente colegio público (madre mía vaya mallas más desgastadas… Y esto es mejor que un buen pantalón del felpa??).
  • Chándal de acetato diseñado en los 80. Colegio público de bajo presupuesto o colegio privado/concertado con una mala gestión de marketing. Ahora hay cosas mucho más baratas y mucho más bonitas, deberían planteárselo…
  • Uniforme buque insignia. Son uniformes y chandals ya pasados de moda pero que representan al colegio y éste no se atreve a cambiar. Esta combinación no es mala porque cuando tú ves al niño sabes al centro que pertenece y ya sabes que ese colegio es bueno. El uniforme cumple su función de marketing, de asociación del niño a una institución educativa. Sin embargo, el chándal no es bonito, por lo que no lo que si bien tú sabes a qué colegio va a ese niño y sabes que es un buen colegio, lo que estás viendo no te gusta, por lo que tu cerebro no se queda con una sensación positiva.
  • Uniforme colegio nuevo que quiere ser novedoso y diferente pero por diferenciarse logra hacer horribles combinaciones de colores, cortes en las telas que estropean su caída, etc. Es decir, negocio. Ésta para mí es una de las peores combinaciones. Son esos colegios que han implantado el uniforme pero no se han asesorado correctamente. Llevan prendas para diferenciarse y son conscientes del marketing del uniforme pero se han dejado llevar más por la personalización absoluta y sin control. En estos casos mi mente me dice: mal elección empresarial. Los niños no están contentos porque no les gusta el uniforme. Los padres no están contentos porque es caro y a los niños no les gusta. Y el uniforme no cumple su función de marketing porque al ver a los niños nuestro cerebro no recibe el estímulo positivo de ver algo bonito que nos gustaría tener, sino todo lo contrario.
  • Uniforme de colegio con una gestión inteligente. Estos son los niños que veo en redes sociales y sonrío. Son aquellos centros que han logrado buscar cosas modernas, un poco diferentes, pero sin volverse locos con diseños horribles. Tienen un estilo marcado pero no extremo: son tipo inglés, americano, conservadores, laicos.. Ves su uniforme y ves una marca moderna. Son aquellos que tienen una chaqueta que comprarías para el fin de semana porque es actual y ponible. Un chándal que el niño se quiere poner (sí, hay modelos que a los chavales les gusta llevar porque son MUY bonitos). Y, sobre todo, son una herramienta de marketing porque producen una buena sensación en el cerebro del que lo ve y piensa: “Me gusta”.

 

¿Y tu uniforme, qué hace sentir a la persona que lo ve?

Compartir en
Comentarios (0)

Añade tu comentario

Comentarios